Cuerdas

Cuerdas para instrumentos musicales

Mostrar por página
Ordenar por
37 - 43 de 43 resultados

Laud Acero y Nylon

18,00 *
Compra Ahora!
Lo tendrás en casa en 3-7 días

Bandurria Acero

14,00 *

Cuerdas para Guilele (afinación en La)

12,45 *
Compra Ahora!
Lo tendrás en casa en 3-7 días

Cuerdas para Guilele (afinación en E)

19,00 *
19,00 €
Compra Ahora!
Lo tendrás en casa en 3-7 días

Nuevo Cuerdas para Kala UBASS Aquila Thunder Reds 91U

43,00 *
Compra Ahora!
Lo tendrás en casa en 2-3 días
*

 

PVP FINAL

ENVIO INCLUIDO

37 - 43 de 43 resultados

Cuerdas para instrumentos musicales

Desde el 2008 que empezó este proyecto, la consigna ha sido buscar los mejores productos del mercado y venderlos a un precio razonable.

Con el tiempo nos hemos especializado en cuerdas para instrumentos del folclore hispanoamericano como son el Laúd, Bandurria, Timple Canario, Charango, etc. Sobretodo porque las grandes marcas de cuerdas no dedican tiempo a estos instrumentos minoritarios porque no tienen volumen de ventas. En Rivero somos músicos y sabemos lo frustrante que es tocar un instrumento casi desconocido, por eso nos dedicamos a ello.

Nuestras cuerdas han sido seleccionadas con un criterio muy exigente en cuanto a calidad de sonido, pero también hemos considerado aspectos como el respeto al medioambiente (nuestros productos utilizan un 70% menos de embalaje que el paquete tradicional) y la fabricación dentro de la Unión Europea (Nuestros principales proveedores de cuerdas están en Alemania, Italia y Francia).


¿Por qué nylon rectificado?

El nylon es un material con un sinfín de usos, y en última instancia fue utilizado como sustituto de las cuerdas de tripa de animal para ser utilizado como cuerda de instrumentos musicales. Las propiedades físico químicas del nylon lo hacen ideal para ser empleado como cuerdas, además de su bajo coste. Sin embargo existe un problema, y es que el fabricante (Dupont) hace muy pocos diámetros, en concreto: 0,55 / 0,71 / 0,81 / 0,91 /1,02 / 1,15 mm; son los más empleados como cuerdas. Esta limitación provoca que no siempre se pueda obtener un buen balance de tensión entre las diferentes cuerdas. Y por último, el proceso de fabricación del nylon tiene un error de más o menos un 10% sobre el diámetro teórico. Esto provoca que en algunas ocasiones la misma cuerda tenga un diámetro de 0,9 mm en un extremo y de 1,10 mm en el otro; y por lo tanto al afinar al aire y luego pulsar en un traste puede desafinar.

Como solución, y a medida que los músicos demandan una mayor calidad, se implementó un proceso ya existente en las cuerdas de tripa de animal, que es el rectificado o mecanizado del diámetro de la cuerda. Esto es, partiendo de una cuerda de nylon normal y mediante una máquina de alta precisión se elimina el exceso de material obteniendo así una cuerda con una precisión en el diámetro de 0,02 mm y una homogeneidad en toda su longitud de 0,01 mm. Y además no sólo se soluciona el problema de los errores sino que es posible elegir el diámetro desde 0,40 hasta 1,08 mm en incrementos de 0,01 mm.

Evidentemente esta operación tiene un coste, y muy elevado. Teniendo en cuenta que el precio de una máquina para rectificar nylon está por encima de los 100.000 EUR, al final la cuerda recitifcada cuesta siete veces más cara que la no rectificada. Sin embargo los precios de venta al público son similares, ya que en muchos casos el coste del marketing y los costes fijos de una gran multinacional se llevan más del 60% del coste del producto.Pr167M.png

Máquina rectificadora de cuerdas